valoración empresas

Reflota un negocio gracias al emprendimiento

Categories: Tags:

Emprende y reestructura una empresa

¿Te habías planteado alguna vez la posibilidad de emprender a la vez que rescatas un negocio? Es una opción poco habitual pero factible. Antes de nada, el primer paso es valorar tu empresa y los riesgos.

Emprender mediante la adquisición de un negocio que no está en buena situación ofrece la ventaja de no empezar de cero. La empresa en cuestión tiene productos y servicios en el mercado y hace falta un cambio de gestión. Por otro lado, como desventaja, pueden requerirse más recursos económicos que en otros casos.

¿Qué pasos deben seguirse para reflotar una empresa?

Para salvar una empresa de su cierre mediante nuestro emprendimiento, deberemos seguir una serie de pasos:

Analiza el negocio

Estudia los puntos fuertes y débiles a nivel comercial, de marketing, de personal, de finanzas, de estrategia, fiscal, de producción, de innovación y a nivel interno.

Contactar con tus clientes

Los clientes son lo más importante para que tu empresa siga adelante y son los primeros que deben conocer el cambio.

Negociar con los bancos

Tener financiación es básico para poder tirar adelante la empresa.

Gestión de personal

Tu equipo es fundamental para nuevos proyectos y para satisfacer a los clientes. La comunicación con tus empleados estrechará lazos y hará que se puedan intercambiar problemas y soluciones. Si se contratan a nuevos trabajadores, será importante formarlos.

Promociona tu negocio

Una vez has realizado todos los pasos anteriores, llega el momento de promocionar el relanzamiento de la empresa. ¿Cómo? Destacando las novedades y mejoras que ofreces.

Credibero, tu inversor privado

Desde Credibero queremos ayudarte a emprender reestructurando y reorganizando empresas. Es por ello que creemos fundamental la confianza de un inversor privado que pueda ofrecerte su ayuda y orientación. Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en contactarnos.

Consejos para conseguir inversión privada

Categories: Tags:
negociar-inversor-privado-credibero

¿Cómo conseguir inversión privada?

El inversor privado, y en especial los Business Angels, suele tener un riesgo elevado. ¿Por qué? Eligen proyectos nuevos y relacionados con las nuevas tecnologías y la innovación. Esperan un alto retorno de su inversión y es por ello que lograr su apoyo no es una tarea fácil. Hoy queremos darte algunos consejos para que te resulte un poco más sencillo. Vamos allá.

Trucos para convencer a tu inversor

  • En primer lugar, debes conseguir la mayor información posible para estar seguro de que es el inversor perfecto para ti. Debe estar interesado en tu negocio, implicarse, complementarte y ponerte fácil un acuerdo.
  • Debes hacer un cálculo: ¿en qué gastarás el dinero? El plan financiero es fundamental. A partir de aquí, sabiendo cuánto dinero necesitas y cuál es el valor de tu empresa, podrás decidir cuál es el porcentaje máximo que estás dispuesto a ceder. Debes estar abierto a negociar y a incluir incentivos que puedan facilitar tu acuerdo.
  • Aprende a vender tu idea. Además de conocer tu proyecto, necesitarás un plan de negocio sólido y un previo estudio de mercado, además de unas metas realistas.
  • Elige bien a tu equipo e implícate en él. Que todos seáis comprometidos y sepáis trabajar en equipo es fundamental para convencer a tu inversor.
  • Consigue un cliente como mínimo. Cuando te presentes ante tu posible futuro inversor, hazlo habiendo convencido de tu proyecto a una empresa o una persona que estará dispuesta a pagar por tu servicio o producto.
  • Proporciónale una opción de salida. Elabora un plan para que tu inversor privado pueda abandonar el proyecto en cierto momento. Esto puede suponer una garantía determinante en su decisión.

Credibero, tu inversor privado

¿Buscas financiamiento? ¿Necesitas un inversor privado para dar el último empujón a tu negocio? ¿Crees que la figura de un Bussines Angel podría ser útil para tu nuevo proyecto? Credibero conoce las necesidades de cualquier empresario y es por ello que pone a tu disposición todas las herramientas necesarias para hacer posibles tus deseos. Somos tu inversor privado y queremos ayudarte. Contáctanos.

¿Cuánto vale mi empresa?

Categories: Tags:
euro valorar empresa

Ponle valor a tu negocio

En primer lugar, debemos plantearnos para qué sirve la valoración de nuestra empresa. La situación de aquello que estemos valorando y nuestras intenciones (venderla, buscar financiación o vender participaciones) influirán en la cuantificación del valor de tu negocio.

Diferencias entre valor y precio

Cuando se efectúa la compra de una empresa, la transacción se realiza con una cifra concreta, que es la que conocemos con precio. Esta habrá sido acordada mediante negociaciones y no tiene por qué reflejar el valor de la empresa. Es probable que una misma empresa tenga distintos valores en función de las situaciones y los intereses de cada una de las empresas interesadas.

Cinco metodologías para valorar una empresa

Hoy vamos a exponeros los cinco modos más empleados para valorar vuestra empresa. Son complejos pero te haremos algunas pinceladas para aproximaros a ellos y saber cuáles te pueden ir mejor.

valoracion empresas credibero

Valor contable

Este método se basa en el balance de cuentas de la empresa y se calcula en base al patrimonio neto de la empresa, al que se les restan los pasivos. Este cálculo será favorable para aquellas empresas que posean muchos bienes y no para otras que se centran en factores intangibles.

Valor de liquidación

Con este cálculo, se estima el valor de la empresa en un momento concreto, en el caso de que se vendiera todo su patrimonio según el precio de mercado. Por tanto, aquí no se tienen en cuenta el coste de sus activos si no su valor en una posible venta.

El múltiplo de ventas

Este método suele ser utilizado por empresas tecnológicas, que hacen un cálculo aproximado que consiste en multiplicar el beneficio de las ventas por un coeficiente que vendrá determinado en función de algunos parámetros como la actividad de la empresa y otras empresas del sector.

Valor de los beneficios

También conocido como PER resulta útil para empresas que cotizan en bolsa. Con este método se calcula la relación entre el precio de cada acción y su beneficio anual.

Valor de los dividendos

Con este último método, calcularemos el valor de la empresa según los dividendos por acción que se espera obtener.

Credibero, valoración de empresas

¿Quieres saber cuánto vale tu negocio? En Credibero sabemos qué es lo mejor para ti y establecemos el valor de tu empresa en cada momento. Contáctanos.

¿Para qué necesito un inversor privado?

Categories: Tags:
Inversión privada credibero

Inversión privada en empresas con Credibero

La inversión privada es necesaria para garantizar el desarrollo de una sociedad. Una buena sintonía entre gobierno y sector privado ayudarán siempre al desarrollo económico. Al inversor le interesará que el retorno sea lo más alto posible y es por ello que su esfuerzo será mayor.

¿Estás buscando inversor privado y no sabes dónde encontrarlo? ¿Necesitas ayuda económica para darle un impulso a tu empresa? En Credibero podemos ayudarte, además de orientarte a lo largo del proceso.

Credibero, tu inversor privado

Nuestro equipo multidisciplinar, formado por ejecutivos empresariales, financieros y jurídicos, aporta valor. Cada uno está especializado en uno o más sectores industriales y cuenta con experiencia en gestión de empresas, procesos de reorganización y reestructuración empresarial. Todos ellos son capaces de analizar oportunidades de inversión con la garantía de la flexibilidad y la eficacia durante la negociación. Competencia, entusiasmo y compromiso con los objetivos son los valores que combinamos  durante el ciclo de inversión.

Soluciones y rentabilidad empresarial

Credibero se dedica a cubrir las necesidades empresariales y dar soluciones a ésta, así como devolver la rentabilidad sobre el capital invertido a nuestros inversores.

Por qué elegir Credibero

Con tal de alcanzar los objetivos empresariales de nuestros clientes, los apoyamos y les facilitamos los medios que les permitan alcanzarlos.

Buscamos y ofrecemos soluciones a las posibles situaciones en las que se puedan encontrar las empresas.

Quiero recibir mi oferta

Si tu empresa encaja en nuestro perfil, te haremos una oferta de inversión para que puedas tomar la decisión que más te convenga, sin compromisos. Tan sólo te pedimos información básica para poder tener una idea de la situación en la que se encuentra tu empresa y así poder realizar la oferta que mejor se ajuste a tus necesidades.

Tu mejor elección para una buena inversión

Si tienes cualquier duda o quieres solicitar información sobre nuestras posibilidades de inversión, no dudes en contactarnos. Te estamos esperando.

Cinco maneras para valorar tu empresa

Categories: Tags:
dinero valorar empresa credibero

¿Cuánto vale mi empresa?

El valor de las cosas muchas veces es totalmente subjetivo. Para una persona, un objeto personal puede tener un valor incalculable mientras que para otra puede ser insignificante. Puede que para mí un libro que me regaló mi padre pueda tener mucho valor mientras que para otra persona no tendrá ningún tipo de interés.

Sí, estarás pensando que no podemos comparar un objeto significativo para nosotros con un negocio y no te falta razón. Pero, aun así, calcular su valor no es fácil, no existe una fórmula ni un único valor. De todos modos, existen algunos métodos que nos ayudarán a establecer un valor aproximado para nuestra empresa.

Los cinco métodos más eficaces para valorar tu empresa

Para entenderlos y llevarlos a cabo como es debido será necesario tener conocimientos básicos de finanzas y contabilidad. Bastará con saber qué significan los conceptos de activo y pasivo. El primero, es aquello que la empresa posee y el segundo, aquello que debe.

El método del valor contable

Con este método calcularemos los recursos de nuestra empresa, aquellos que constan en el balance. Es decir, suele ser la suma del valor de las aportaciones de los socios y de los beneficios de la empresa  en sus ejercicios. Además, se puede calcular el patrimonio neto o diferencia entre activo y pasivo.

Veamos un ejemplo. Si me acabo de comprar un piso por 400.000 euros, dispongo de una moto que vale 2.000 euros y tengo 3.000 más en efectivo, el valor de aquello que tengo, de mi activo, será un total de 405.000 euros. Si para comprar el piso he tenido que pedir un préstamo de 300.000, esta cifra será la de mi pasivo, la de aquello que debo. Por tanto, el valor de mi patrimonio neto será de 105.000 euros, cifra resultante de la diferencia entre activo y pasivo.

Valor de liquidación

El valor que tiene una empresa en caso de que se liquide su activo en un determinado momento es el valor de liquidación. La empresa podrá vender sus bienes a precio de mercado y ese será el valor estimado de la empresa.

Veamos otro ejemplo, siguiendo con el anterior. Si nos vendemos la casa por 350.000 euros y la moto por 1.000 y sumamos ese dinero a nuestro efectivo (354.000 euros), amortizaremos el préstamo anticipadamente y aún nos sobrarían 54.000 euros, que serían el valor de la empresa en ese momento

Valor de mercado de las acciones

valorar empresa crediberoEn este caso, calculamos el valor de la empresa como el resultado del valor del capital social, aquello que aportan los socios, dividido por el número de acciones en las que se encuentra dividida la empresa. De ello obtendremos el valor nominal de una acción, que no suele coincidir con el valor de mercado ya que este valor varía según la oferta y la demanda en mercados secundarios. Si multiplicamos el valor de mercado por el número de acciones, obtendremos la capitalización bursátil o valor de mercado de las acciones.

Veámoslo en un ejemplo. Paula, Roberto y Miguel aportan a su empresa 10.000 euros y ésta se divide en 5.000 acciones. Por tanto, el valor nominal de cada acción será de 2 euros. Si pasados unos meses, las acciones valen 5 euros en bolsa, la capitalización bursátil, o valor de mercado de las acciones de la empresa, será de 25.000 euros (5.000 acciones x 5 euros).

Valor de los dividendos

¿Qué es un dividendo? La parte que recibe el accionista del beneficio de la empresa. Muchas empresas distribuyen un flujo de dividendos al año y ello implica que el accionista recibe una renta periódica.

En este caso, el valor de la empresa depende del dividendo por acción que esperamos de ella. En el caso de que la empresa distribuya dividendos periódicamente, como acabamos de mencionar, dividiremos el dividendo por acción entre la rentabilidad exigida por el accionista.

Vamos al ejemplo. Paula tiene 10 acciones de una empresa por el valor de 5 euros cada acción y un dividendo de 0’70 euros por acción. Si Paula exige una rentabilidad del 10%, el dividendo mínimo que estará dispuesta aceptar será de 0’50 céntimos (5 euros/acción  x 0’10). El valor de cada acción actualmente es de 7 euros (0’70cts de dividendo / 0’10 de rentabilidad exigida). Si la empresa tiene un total de 10.000 acciones, el valor de ésta será de 70.000 euros (10.000 acciones x 7 euros de valor/acción).

Múltiplo de las ventas

A diferencia del resto de métodos que se centran en los activos y pasivos de la empresa, el múltiplo de las ventas lo hace con el valor de las ventas del negocio.

Para calcularlo, debemos multiplicar el número de ventas por una cifra que suele tomarse a partir de casos similares de otras empresas en función a nuestras cifras de ventas previas.

Ejemplifiquémoslo. Tu empresa ha tenido unas ventas de 15.000 euros y los analistas consideran que el coeficiente es 3. El valor de tu empresa será de 45.000 euros.

¿Con qué método valoro mi empresa?

No hay métodos mejores ni métodos peores si no que éstos dependerán de la información de la que disponemos.  De todos modos, una empresa vale lo que alguien está dispuesto a pagar por ella, ya que a veces los precios que se pagan están muy por encima de su valor real.

Cuenta con nosotros

Si deseas ponerte en contacto con nosotros porque estás buscando inversión privada, puedes hacerlo aquí.