reestructuración empresa

Reflota un negocio gracias al emprendimiento

Categories: Tags:

Emprende y reestructura una empresa

¿Te habías planteado alguna vez la posibilidad de emprender a la vez que rescatas un negocio? Es una opción poco habitual pero factible. Antes de nada, el primer paso es valorar tu empresa y los riesgos.

Emprender mediante la adquisición de un negocio que no está en buena situación ofrece la ventaja de no empezar de cero. La empresa en cuestión tiene productos y servicios en el mercado y hace falta un cambio de gestión. Por otro lado, como desventaja, pueden requerirse más recursos económicos que en otros casos.

¿Qué pasos deben seguirse para reflotar una empresa?

Para salvar una empresa de su cierre mediante nuestro emprendimiento, deberemos seguir una serie de pasos:

Analiza el negocio

Estudia los puntos fuertes y débiles a nivel comercial, de marketing, de personal, de finanzas, de estrategia, fiscal, de producción, de innovación y a nivel interno.

Contactar con tus clientes

Los clientes son lo más importante para que tu empresa siga adelante y son los primeros que deben conocer el cambio.

Negociar con los bancos

Tener financiación es básico para poder tirar adelante la empresa.

Gestión de personal

Tu equipo es fundamental para nuevos proyectos y para satisfacer a los clientes. La comunicación con tus empleados estrechará lazos y hará que se puedan intercambiar problemas y soluciones. Si se contratan a nuevos trabajadores, será importante formarlos.

Promociona tu negocio

Una vez has realizado todos los pasos anteriores, llega el momento de promocionar el relanzamiento de la empresa. ¿Cómo? Destacando las novedades y mejoras que ofreces.

Credibero, tu inversor privado

Desde Credibero queremos ayudarte a emprender reestructurando y reorganizando empresas. Es por ello que creemos fundamental la confianza de un inversor privado que pueda ofrecerte su ayuda y orientación. Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en contactarnos.

Reorganización empresarial: ¿qué debo hacer?

Categories: Tags:
reorganizar-empresa-credibero

5 consejos para reestructurar tu empresa

En situaciones difíciles, reestructurar tu negocio puede marcar la diferencia entre cerrarlo o continuar adelante. Reestructurar es otra forma de emprender y no todo tiene porque ser recortar personal. A veces, las emociones no nos dejan actuar fríamente. Queremos daros algunas claves para poder afrontar este proceso con fuerza.

Claves para la reestructuración empresarial

Analizar procesos

Es importante que te pares a pensar si todos los procesos son necesarios y aportan valor a tu empresa y a los clientes o si, por el contrario, suponen un gasto innecesario. Debemos trabajar con un objetivo claro: ser más productivos, hacer más con menos.

Agrupar actividades

Habiendo analizado los procesos y con tal de eliminar duplicidades, puedes unir actividades que lo requieran. A veces, en las grandes empresas, se repiten actividades sea por falta de comunicación o cualquier otro motivo. Es posible que algunas aplicaciones informáticas te ayuden a evitarlo.

Tu equipo de trabajo

reestructuracion-empresa-crediberoHalla en tu empresa los trabajadores que sean capaces de liderar a todo tu equipo, además de motivarlo.
En caso que decidas hacer reducción de personal, hazlo teniendo en cuenta sus perfiles y no sólo el sueldo. Será más rentable pagar más por alguien que tiene ganas de trabajar y está motivado que menos por alguien que no nos saca todo el trabajo que le corresponde.

Motivación, la clave

Debes lograr que toda tu empresa esté motivada y con una misma visión de futuro. Así, lograréis trabajar todos a la una, dando lo mejor de vosotros mismos para superar el proceso de reestructuración de tu negocio en crisis. Es importante creer en ello para conseguirlo.

Incremento de los ingresos

Por mucho que reduzcas gastos, siempre habrá un mínimo que pagar. Por tanto, es importante buscar nuevos modos para vender más y acrecentar los ingresos. Gana clientes pero conserva los que ya tienes.

Credibero, especialistas en reestructuración de empresas

Si tu empresa está pasando por un mal momento y no sabes cómo afrontarlo, Credibero te ofrece asesoramiento. Somos especialistas en reestructuración y reorganización de empresas, cuenta con nosotros.

Reestructuración de empresas: ¿por dónde empezar?

Categories: Tags:

¿En qué consiste la reestructuración empresarial?

La capacidad de adaptación de una empresa es la que determina su éxito o su fracaso. Es necesario que las empresas sepan adaptarse a los cambios y al nuevo entorno que pueda aparecer y aquí entra en juego el proceso de reestructuración empresarial. Éste conlleva un cambio y cuanto antes nos anticipemos al futuro y la nueva estructura, más llevaderas serán las acciones que deberás llevar a cabo.

¿Por qué mi empresa necesita una reestructuración?

El motivo principal suele ser la pérdida de competitividad y el deterioro de su estructura financiera. Para saber en qué momento debemos tomar ciertas medidas, algunos indicios nos generarán alerta: cambio en la tendencia de consumo de nuestro producto o servicio, aparición de competencia y globalización del mercado, cambios tecnológicos que nos puedan afectar, problemas para financiarnos, pérdida de posicionamiento y de rentabilidad…

reestructuracion reorganizacion empresas crediberoLas causas por las que nuestra empresa necesita una reestructuración pueden ser muchas. Empezando por las causas externas, aquellas que no dependen de nuestro control, los motivos pueden ser económicos, sociológicos, legales, tecnológicos y competitivos. Además, las causas también pueden ser internas y, por tanto, depender de nuestra gestión. Estructuras rígidas, poca tolerancia a los cambios o  capacidad de respuesta poco efectiva pueden ser algunos de ellos, entre otros.

Tipos de reestructuración empresarial

La reestructuración de empresas puede ser operativa o financiera. En el primer caso, afectará a la estructura de costes, a las diferentes áreas de producción e instalaciones, a la plantilla y a las nuevas tecnologías. En la reestructuración financiera, se buscarán nuevas fuentes de financiación y se actuará sobre la relación con los bancos, las políticas de financiación y la estructura entre fuentes propias y ajenas.

Credibero te ayuda con tu reestructuración empresarial

Desde Credibero queremos lo mejor para tu empresa y es por ello que sabemos de la importancia de cualquier reestructuración o reorganización de empresas. Si te encuentras en un momento de incertidumbre y necesitas ayuda para orientar tu proyecto, no dudes en contactarnos.

Diez claves para reestructurar tu empresa

Categories: Tags:
reestructurar-empresa-credibero

Un nuevo modo de emprender

A veces nos encontramos en situaciones complicadas con nuestra empresa en las que tenemos que tomar una decisión. La mejor opción, si no queremos cerrar y queremos apostar por nuestro negocio, puede ser la reestructuración de nuestra empresa. Para ello, despedir trabajadores no es siempre la opción a elegir. Reestructurar es otro modo de emprender y reconvertir nuestro negocio. Puede que simplemente decidas llevar a cabo algunos cambios para fortalecer a tu empresa y a tu equipo. No es necesario encontrarnos en una situación de crisis para decidir reorganizar nuestra empresa.

Posibles causas de la restructuración empresarial

Por tanto, los motivos de nuestra reestructuración pueden ser variados, externos e internos. Las causas externas pueden ser económicas, sociológicas, legales, tecnológicas o competitivas. Por otro lado, las causas internas son aquellas que dependen únicamente de nuestra gestión: estructuras rígidas, mala gestión, poca tolerancia a los cambios, falta de autocrítica, manca de respuestas cuando se precisan  y ausencia de control en los números del negocio que nos informen sobre su marcha.

Un nuevo camino hacia el éxito

La reestructuración de nuestra empresa nos permitirá aumentar en eficacia y eficiencia al corregir nuestros errores: tareas innecesarias, estructuras no funcionales, poca correspondencia entre diseño y tareas. Si renovamos las estrategias empresariales de nuestro negocio podremos mejorarlo hasta alcanzar el éxito.

Sea cual sea el motivo de tu decisión, hay algunas claves a seguir para hacerlo de modo transparente y adecuado.

Algunos consejos a seguir

Analizar los procesos

El primer paso antes de tomar cualquier decisión es estudiar si todos los procesos que sigue la empresa son necesarios, si aportan beneficios a nuestros clientes o más bien nos suponen un gasto. Así, focalizaremos nuestras acciones.

Conocer la estructura de nuestra empresa

No sólo debemos fijarnos en nuestro modo de funcionamiento sino también en los cargos y capacidades de nuestra plantilla para poder reubicar o ascender a nuestros trabajadores en función de su valía. Necesitamos reunirnos con el departamento de recursos humanos para informarnos de todo ello y estudiarlo para lograr beneficios a la larga.

Nuevos objetivos

Otro punto importante es el de abordar todas las metas que queremos alcanzar y planificar cómo pretendemos hacerlo. Esta tarea irá ligada con la reestructuración de la empresa ya que elegiremos las personas que creamos mejor capacitadas para algunos puestos determinados y así asegurar que cumplimos nuestros objetivos.

Unificar actividades

De este modo podremos eliminar duplicidades y prescindir de actividades innecesarias. Para lograrlo, además de algunos cambios, podemos utilizar algunas aplicaciones informáticas como Google Drive que sirvan para la organización de nuestros trabajadores, que les permita evitar repetir sus acciones.

Buscar líderes

Podemos elegir, dentro de nuestra plantilla, aquellos trabajadores que consideremos que pueden ejercer de líderes para motivar a todo el equipo. Si no lo hacemos, por mucho que tengamos una buena estrategia, fracasaremos.

equipo-trabajo-estructura-credibero

Reducción de personal

Si nos encontramos en la situación de tener que prescindir de algunos trabajadores, debemos basar nuestra decisión en la motivación y dedicación de nuestros empleados y no tanto en los sueldos.

Camino a seguir

Si queremos que nuestros trabajadores estén unidos y motivados, debemos crear un clima que permita unir energías y actitud positiva para que todos demos lo mejor de nosotros. Explotar la creatividad podrá ayudarnos de cara al futuro, avanzado hacia donde queremos llegar e innovando para diferenciarnos del resto.

Cultura de empresa

Hacer que nuestros trabajadores se sientan parte de nuestra empresa y del proceso de renovación es importante ya que finalmente serán ellos quien nos ayuden a potenciar nuestro negocio. Debemos crear una cultura empresarial con la que nuestros empleados se comprometan, con ganas e ilusión.

Aumentar las ventas

No todo se reduce a recortar gastos, también deberemos dedicar esfuerzos a aumentar nuestros ingresos. Así pues, deberemos buscar nuevas formas para aumentar las ventas, tanto para captar nuevos clientes como para fidelizar los que ya tenemos.

Evaluación de resultados

Con tal de coordinar, gestionar y analizar el proceso de la reestructuración empresarial, debemos diseñar una estrategia de comunicación. Gracias a ella podremos evaluar todos nuestros resultados, tanto positivos como negativos, y estar al día de todos los cambios realizados y de su efectividad.

Consejos para la gestión de un proceso de reestructuración

Categories: Tags:
teamwork

Consejos para restructuración empresarial

Planificar las fases del proceso al detalle

Es necesario determinar de qué empleados debe prescindir, por qué, cómo y cuándo, diseñando estrategias de comunicación para afrontar la situación. Para ello debe pensar y transmitir muy bien el mensaje global que van a dar al conjunto de los empleados. El modo en que se transmita la decisión a los empleados de los que va a prescindir influirá directamente en aquellos que se queden. Y si pretende retener su talento es necesario que mantenga su confianza transmitiendo que su forma de actuar es ética y justa.

Tener en cuenta a los empleados y considerar su posible reubicación

Un error frecuente es el despido de empleados que ya no son necesarios en su función actual, pero que poseen las capacidades y habilidades necesarias en otras áreas. Asegúrese de que conoce bien a sus empleados y no desperdicie el talento de la gente con la que ya cuenta.

Apostar por la comunicación interna del proceso

Los pasos que se den en el proceso de reestructuración deben ser comunicados al resto de miembros de la empresa. Los mensajes que se transmitan deben ser claros, transparentes y creíbles. Hay que dejar claro las razones de porqué es imprescindible llevar a cabo la reestructuración de la plantilla. Debe transmitir la idea de que los malos tragos van a dar como resultado una mejora en la salud de la empresa y asegurar su viabilidad futura. Además, debe ser coherente en el proceso, reduciendo costes en otros aspectos para que los empleados no piensen que solos se recorta en recursos humanos.

Preparar y formar a los gerentes para llevar a cabo la operación

Debe atenderse la información a los directivos de todos los niveles de las medidas que se van a tomar, y a la formación de los directivos en la gestión del cambio. Necesitarán herramientas que les ayuden a anticiparse a las críticas por parte de los trabajadores y alinearles con la nueva estrategia.

Gestionar el proceso de forma coherente con la cultura de la empresa

Los que se quedan verán con mejores ojos el proceso de reestructuración si se lleva a cabo de forma coherente con los valores y cultura organizativos. En momentos de crisis, es importante que la organización muestre que su cultura no ha cambiado y que las decisiones que tienen que tomar son consecuencia de un entorno desfavorable que no está relacionado con su filosofía.

Organizar la continuidad

Los empleados van a tener que afrontar un aumento en la carga de trabajo ya que no siempre las reducciones de plantilla van vinculadas a menos trabajo o mejora de los procesos. Se debe establecer una estrategia clara de cómo dar continuidad a las funciones que desarrollaban los que abandonan la empresa y evitar una sobrecarga de trabajo de los que permanecen.

Aprender de los errores

La empresa debe aprender a prevenir. El alto coste humano y financiero de un proceso de reestructuración empresarial es muy duro, tanto para los dueños como para los trabajadores. Superada la situación de crisis, la compañía debe tener una planificación razonable y una contención de costes para no tener que volver a iniciar otro proceso de reestructuración.

Cómo se lleva a cabo un proceso de reestructuración empresarial

Categories: Tags:
reestructuracion

Reestructuración de empresas

Todas las empresas deben pasar por procesos de reestructuración empresarial. Se producen cambios a su alrededor y ellas tienen que adaptarse, las necesidades de los clientes cambias, las nuevas tecnologías son cada vez más importantes, etc. De esta capacidad de adaptación dependerá que tengan éxito o fracasen.

Los procesos de reestructuración empresarial serán menos drásticos cuanto mayor sea su capacidad de anticiparse a los cambios. Es necesario conocer muy bien el sector y las necesidades de los clientes, de este modo es más fácil detectar cambios y adoptar las medidas necesarias de forma escalonada. Al mismo tiempo, se adelantará a la competencia, algo que puede suponer una enorme ventaja.

Las reestructuraciones pueden dividirse en dos grandes grupos: operativas y financieras. Las reestructuraciones operativas tienen el objetivo de adaptar la estructura de costes fijos, externalizar determinadas áreas de actividad, mejorar las instalaciones, formar a su plantilla en los nuevos modos de producción o implementar nuevas tecnologías. Por otro lado, las reestructuraciones financieras pretenden buscar fuentes de financiación, renegociar las condiciones de los préstamos con los bancos e idear otras estrategias de financiación.

Normalmente ambos tipos no van de la mano. Si se ha anticipado a los cambios, solo necesitará acometer la reestructuración operativa. Sin embargo, si también tiene que reestructurar financieramente puede ser que en el terreno operativo no lo ha hecho del todo bien. Toda empresa es un organismo vivo que vive en una determinada sociedad, así que es necesario que vaya adaptándose a los cambios de forma continuada a lo largo del tiempo para que los cambios no sean demasiado traumáticos.

Existen determinado indicativos que le alertan de la necesidad de acometer un proceso de reestructuración:

  • Pérdida de clientes.
  • Cambios en la tendencia de consumo de tu producto o servicio.
  • Nuevos competidores.
  • Cambios tecnológicos.
  • Apertura del mercado a nuevos clientes.
  • Dificultad para obtener financiación.
  • Consecución de peores resultados.

Factores a tener en cuenta en la reestructuración de una empresa

Ante la necesidad sobrevenida de acometer un proceso de reestructuración en una situación de crisis es necesario tener en cuenta los siguientes factores:

  • Es necesario establecer una hoja de ruta que sea viable a corto y largo plazo.
  • Determinar cuáles van a ser los costes.
  • Conseguir un equipo gestor que tenga experiencia en procesos de reestructuración.
  • Aumentar la liquidez de la empresa.
  • Controlar los gastos, abandonar inversiones y líneas de negocio de escasa rentabilidad, así como reducir costes superfluos.
  • Renegociar la deuda y los contratos a la baja.

Los procesos de reestructuración normalmente vienen acompañados de expedientes de regulación de empleo y pérdidas de puestos de trabajo, por lo que suelen ser traumáticos para todas las personas implicadas en la empresa, pero por otro lado, si están bien enfocados y planteados, darán continuidad a la empresa, y por tanto, siempre será mejor salvar a muchos que no perder a todos.