Emprende y reestructura una empresa

¿Te habías planteado alguna vez la posibilidad de emprender a la vez que rescatas un negocio? Es una opción poco habitual pero factible. Antes de nada, el primer paso es valorar tu empresa y los riesgos.

Emprender mediante la adquisición de un negocio que no está en buena situación ofrece la ventaja de no empezar de cero. La empresa en cuestión tiene productos y servicios en el mercado y hace falta un cambio de gestión. Por otro lado, como desventaja, pueden requerirse más recursos económicos que en otros casos.

¿Qué pasos deben seguirse para reflotar una empresa?

Para salvar una empresa de su cierre mediante nuestro emprendimiento, deberemos seguir una serie de pasos:

Analiza el negocio

Estudia los puntos fuertes y débiles a nivel comercial, de marketing, de personal, de finanzas, de estrategia, fiscal, de producción, de innovación y a nivel interno.

Contactar con tus clientes

Los clientes son lo más importante para que tu empresa siga adelante y son los primeros que deben conocer el cambio.

Negociar con los bancos

Tener financiación es básico para poder tirar adelante la empresa.

Gestión de personal

Tu equipo es fundamental para nuevos proyectos y para satisfacer a los clientes. La comunicación con tus empleados estrechará lazos y hará que se puedan intercambiar problemas y soluciones. Si se contratan a nuevos trabajadores, será importante formarlos.

Promociona tu negocio

Una vez has realizado todos los pasos anteriores, llega el momento de promocionar el relanzamiento de la empresa. ¿Cómo? Destacando las novedades y mejoras que ofreces.

Credibero, tu inversor privado

Desde Credibero queremos ayudarte a emprender reestructurando y reorganizando empresas. Es por ello que creemos fundamental la confianza de un inversor privado que pueda ofrecerte su ayuda y orientación. Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en contactarnos.