Te exponemos algunos consejos que deberás tener en cuenta si quieres tratar con un inversor privado y nunca los has hecho antes. Si necesitas inversión para tu negocio pero no sabes por dónde empezar, cuánto dinero pedir, para qué y cómo encontrarlo, este post es para ti.

El plan de negocio, tu escaparate

Lo primero que verá de ti un inversor es el plan de negocio, una guía para la gestión del día a día de tu empresa, que te servirá para conseguir financiación para tu proyecto, presentar la empresa a posibles compradores o encontrar un socio. Con cinco minutos de su tiempo, deberás tratar de convencerlos y es importante que tengas en cuenta cómo lee un inversor el plan de negocio:

  • En primer lugar, empezará por el resumen ejecutivo y después por el estado financiero.
  • A continuación, seguirá por quién compone el equipo y cuál es la fórmula de gestión.
  • Finalmente buscará el plan de salida y, si le convence, leerá el resto del texto.

Con la lectura de tu plan de negocio, el inversor quiere saber qué diferencia tu proyecto del resto, respondiendo si la idea de negocio es sólida, si hay un mercado para ella, si las proyecciones financieras son realistas, si tiene experiencia el equipo encargado de desarrollarlo y si el plan detalla cuándo y cómo se recuperará la inversión.

Consejos para tratar con inversores privados

Si quieres buscar financiación en un inversor privado debes pensar primero en la salida de tus socios. El capital privado será proporcional al rendimiento que tus inversores consideren que obtendrán al vender su participación en un margen de entre tres y cinco años.

Te proponemos tres consejos que pueden ayudarte a buscar capital privado:

  • Debes ser capaz de exteriorizar tres deseos, así como debes preguntar también cuáles son sus tres cláusulas más importantes. A partir de ello, se asentarán las bases de la negociación y sabréis cuáles son los temas que más os preocupan y más importantes creéis.
  • Es importante que conozcas cuánto capital se reserva para inversiones de seguimiento en participaciones o para tu empresa. Ello te servirá para asegurarte de que tu inversor tiene el dinero suficiente para invertir en tu proyecto, evitando futuros desacuerdos.
  • ¿Quién es el dueño de la propiedad intelectual? Es importante que todos tus trabajadores firmen un acuerdo sobre información propietaria e invenciones, donde quede claro a quién pertenece la propiedad intelectual. Así, evitarás que en un futuro alguien pueda reclamarte sus derechos.

Credibero, tu inversor privado

Si estás buscando alguien que pueda invertir en tu empresa, éste es Credibero. Siempre a tu disposición, puedes consultarnos todo aquello que te preguntes. ¡Contáctanos!