Comprar empresa

Criterios a tener en cuenta antes de comprar una empresa

Categories: Tags:
compra-empresa

Compro una empresa, ¿cómo?

Comprar un negocio en funcionamiento puede ser una idea interesante y hasta atractiva de iniciarse en el mundo empresarial. Sin embargo, también tiene muchos riesgos implícitos. Una de las primeras preguntas que tenemos que hacernos es: ¿Cuáles son las razones por las que se está vendiendo? La respuesta a esta pregunta solo la podemos conocer investigando profundamente todos los detalles del negocio, nunca debemos fiarnos de aquello que nos diga el vendedor. No hay que olvidarse de que sus respuestas no siempre serán ciertas, y menos si la empresa está pasando por dificultades económicas.

Aspectos a tener en cuenta

Por ello, el emprendedor debe tomar una serie de aspectos en cuenta para ver si realmente está frente a una gran oportunidad. Vamos a enumerar una serie de criterios que deberás tener en cuenta si estás pensando en comprar una empresa.

  • La historia de la empresa. Los éxitos y los fracasos por los que ha pasado la compañía.
  • La historia del producto o del servicio que vende.
  • Averiguar los motivos reales de venta de la empresa.
  • En qué situación se encuentra la empresa. Determinar su posición con respecto a la competencia, la competitividad, exclusividad y permanencia de la necesidad que satisface el producto o servicio.
  • La reputación del negocio. Qué opinión tienen los clientes y la comunidad con respecto a la empresa.
  • Definir si conviene comprar la figura legal o solo el negocio en marcha.
  • Estudiar la cuenta de resultados de al menos los últimos 3 años. Cuáles son los márgenes y las ganancias, cuáles los gastos fijos y variables.
  • Conocer el comportamiento del flujo de caja en esos 3 años.
  • Determinar el valor de todos los activos de la empresa: edificios, patentes, mobiliario, local, etc. Así conocemos el valor patrimonial del negocio que casi nunca es igual que el valor real del mismo.
  • Prever los flujos de caja en tres ejercicios, al menos a 60 meses.
  • Estudiar si es necesario que los dueños actuales deben seguir desempeñando alguna responsabilidad en la empresa una vez se haya producido la operación de compraventa.
  • Revisar con abogados los temas legales de la empresa, las deudas y la fiscalidad.

Lo que importa de una empresa es “cuándo se recupera la inversión” y esto es realmente lo que determina el valor de la empresa.