junio 2015

Pasos para vender su empresa

Categories: Tags:
facturas

¿Qué debo hacer si quiero vender mi empresa?

La venta de una empresa es una tarea compleja que implica varias consideraciones. En muchas ocasiones será necesario contratar un intermediario experto en las negociaciones de compraventa de empresas. El beneficio que obtenga de la operación dependerá de la razón de la venta, el momento, la fuerza del negocio y su estructura. Tenga en cuenta estas consideraciones que pueden ayudarle a construir un plan sólido y hacer negociaciones exitosas.

Razones para la venta de mi negocio

¿Por qué ha decidido vender su negocio? Esa es una de las primeras preguntas que un potencial comprador le hará. Entre las razones más comunes se encuentran la jubilación, disputas entre socios, enfermedad o muerte, exceso de trabajo, aburrimiento.

Algunos propietarios consideran la venta de la empresa cuando ya no es rentable, pero esto puede hacer más difícil que compradores se interesen. Sin embargo, hay muchos atributos que pueden hacer que tu negocio parezca más atractivo:

  • El aumento de las ganancias.
  • Cifras de ingresos consistentes.
  • Una sólida base de clientes.
  • Un importante contrato que se mantenga por varios años.

Momento de la venta

Prepárese para la venta lo antes posible, preferiblemente uno o dos años antes de tiempo. La preparación le ayudará a mejorar sus registros financieros, estructura de negocio y la base de clientes para hacer el negocio más rentable.

Valoración del negocio

Determine el valor de su negocio para asegurarse de conseguir un precio adecuado, ni demasiado alto ni demasiado bajo. Busque un tasador experimentado para obtener una valoración. Además, el documento traerá credibilidad al precio de venta y puede servir como un indicador para los potenciales compradorses.

¿Vender por su cuenta o contratar un intermediario?

Si usted mismo se encarga de la venta del negocio, ahorrará dinero y evitará el pago de la comisión a un corredor. Es también la mejor opción cuando la venta es para un familiar de confianza o empleado actual. En otras circunstancias, un corredor puede ayudarle a ganar tiempo para que usted se dedique a mantener el negocio en marcha y así pueda obtener el precio más alto (debido a que el agente querrá maximizar su comisión).

Preparación de los documentos

Reúna sus estados financieros y declaraciones de impuestos remontándose a tres o cuatro años y revíselas con un gestor. Desarrolle también una lista del equipo que se traspasará junto con el negocio. Cree una lista de contactos de proveedores y clientes y desentierre cualquier documento pertinente, como su contrato de arrendamiento actual. Cree copias de estos documentos para distribuir a los posibles compradores.

Encontrar un comprador

La venta de una empresa puede prolongarse entre seis meses y dos años. Encontrar el comprador adecuado puede ser un desafío. Trate de no limitar su publicidad, y así atraerá a más compradores potenciales.

Una vez que tenga los posibles compradores, mantener el proceso en movimiento a lo largo de:

  • Consigue unos dos o tres compradores potenciales por si acaso el acuerdo inicial se tambalea.
  • Manténgase en contacto con todos los compradores potenciales.
  • Deje algo de espacio para negociar, pero manténgase firme en el precio que ha considerado previamente.
  • Todos los acuerdos por escrito. Los compradores potenciales deben firmar un acuerdo de confidencialidad para proteger su información.

Manejo de los beneficios

Tómese su tiempo, por lo menos unos meses, antes de gastar los beneficios de la venta. Hable con un profesional financiero para determinar la forma en que desea invertir el dinero y centrarse en los beneficios a largo plazo, tales como salir de la deuda y el ahorro para la jubilación.

Consejos para maximizar la venta de tu empresa

Categories: Tags:
comprar-empresa

Saca todo el provecho al vender tu empresa

Si estás valorando seriamente una estrategia para vender tu empresa y vas a hacerlo por ti mismo, sin contar con un gestor que haga de intermediario, aquí te dejamos unos consejos para que te prepares para la venta.

Pon tus libros en orden

Los estados financieros son el mejor indicador de la evolución futura de un negocio. Los compradores que evalúan tu empresa requerirán, por lo general, al menos tres años de información financiera. Los estados de cuenta más formales ofrecerán una mejor impresión de que va a hacer y más fácil que un comprador se haga a la idea de cuál es la situación actual de la empresa y qué puede esperar de ella. Tener un plan de negocios para acompañar a la situación financiera aumentará tu credibilidad con los compradores potenciales.

Haz crecer tu negocio antes de venderlo

Siempre es más fácil vender una empresa cuyas ventas están creciendo que una donde la tendencia es a la baja. Los compradores generalmente quieren invertir en empresas que les proporcionen un buen retorno, por lo que están dispuestos a pagar más por un negocio que tenga perspectiva de futuro. Si el éxito futuro de la compañía parece estar amenazado (la entrada de un competidor fuerte en el mercado, tecnología desactualizada, etc.), el valor de la empresa se verá afectado.

Evalua el impacto de factores externos

El entorno en el que una empresa opera también puede afectar a su valoración y comercialización. Una recesión económica global puede provocar el endurecimiento una reducción en los intereses de adquisición. De la misma manera, una caída dentro de una industria específica o región geográfica también puede provocar una disminución del apetito de adquisiciones de empresas privadas en esas áreas.

Valora tu negocio

Hay una gran cantidad de datos disponibles sobre la industria que pueden ser utilizados para estimar el valor de un negocio. Y esos datos, que son más o menos generales para todos los negocios que pertenecen a un mercado, hay que relacionarlos con el valor de los activos intangibles de tu negocio: personas, conocimiento, posición en el mercado, etc. Que los clientes sostengan que tu empresa tiene una buena reputación es un ingrediente clave en el éxito de muchas empresas. Una marca fuerte y una base de clientes leales pueden ser activos que hagan aumentar el precio de la empresa. Otros activos intangibles distintos incluyen los derechos de autor o marcas que permiten a una empresa vender sus productos a un precio mayor o en mayor cantidad que su competencia.

Conoce a tu comprador

Los inversores privados constituyen un enorme segmento del mercado. Buscan empresas que puedan comprar, sobre todo aquellas que se encuentren en una buena situación o que requieran procesos de reestructuración empresarial pero cuyo futuro sea más o menos previsible de mejorar. Necesitas estudiar por qué el comprador quiere tu empresa y cuáles son sus experiencias y conocimientos.

Plan de sucesión en la gestión

Si eres absolutamente vital para el negocio, deberás hacer esfuerzos para delegar gradualmente las responsabilidades clave (principalmente aquellas relacionadas con las relaciones con clientes y otras tareas de generación de ingresos) a varios miembros del equipo directivo. La principal preocupación de un comprador es que la empresa pueda operar con éxito en la ausencia del ejecutivo actual.

Pon tus cosas en orden

Organiza tus documentos legales, revisa tus documentos de constitución, permisos, contratos de licencia y arrendamientos. Asegúrate de tenerlos fácilmente disponibles, actualizados y en orden. La primera impresión es la que cuenta, haz que sea buena. Asegúrate de que cuando un posible comprador te visite, vea una operación ordenada en lugar de una caótica. Y nunca dejes que disminuya el rendimiento de tu negocio porque tú estás demasiado centrado en la venta. Esto solo le dará a los negociadores un poder adicional para bajar sus ofertas.

Razones de los ricos para abrir su propio negocio

Categories: Tags:
emprendedor

Abre tu propia empresa, no te faltan motivos

Hay múltiples buenas razones por las cuales abrir tu propio negocio es una buena idea, y para ello requerirás inversión privada. Seguro que has leído un montón de consejos de por qué se debe o no se debe crear una empresa, pero aquí te planteamos las razones que utilizan los empresarios reales, aquellos que ya se han hecho ricos con sus proyectos.

Desarrollar un producto que no podían encontrar

Si hay algo que quieren pero no pueden obtener, lo construyen. A veces simplemente piensan que es genial y la verdad es que no son los únicos. Así es como Facebook se inició.

Hacerse un nombre por sí mismos

Muchas veces solamente se trata de alimentar su ego o para llamar la atención. Creen que son especiales y, aunque sea muy poco modesto, puede ser muy convincente. Steve Jobs pensó que era especial. Efectivamente, lo era.

Construir una empresa mejor

Algunas personas sienten que el mundo real no es para ellos. Así que invierten su trabajo tratando de hacerlo a su manera. El fundador de Atari, Nolan Bushnell, cambió la cultura de Silicon Valley construyendo la primera meritocracia sin necesidad de reglas y procesos burocráticos. Algunos de los fundadores de éxito comenzaron allí.

Para ser parte de un gran equipo

Suele ocurrir en el trabajo: dos o tres personas se conocen entre sí y creen que harían un gran equipo. A uno le surge una idea y los otros dicen: “por qué no, vamos a hacerlo”. Esto pasa todo el tiempo en la industria de alta tecnología.

Ellos surgieron con un verdadero avance

Si tienes una idea que implica un verdadero avance, concepto o invención, tienes que demostrar que funciona para conseguir que a alguna de las empresas que están en el mercado les interese. En ese punto, ¿por qué no llevarlo tú mismo al mercado? Tiene sentido, ¿no?

Para probar una visión

Algunas personas creen realmente son visionarios que prevén una necesidad o un cambio que se avecina. Y una vez que se esta convicción se apodera de ellos, se vuelven adictos. Así que tienen que probar o refutarlo todo. Y a veces, tenían razón.

Por necesidad o desesperación

La necesidad es verdaderamente la madre de la creación. La desesperación es también un gran motivador. Algunas personas dicen que hacer dinero es una mala razón para iniciar una empresa. Pero a veces, los seres humanos creamos solo para poner comida en la mesa.

Eran jóvenes y podían permitirse el lujo de afrontar riesgos

Cuando uno es joven, puede darse el lujo de asumir esta clase de riesgos porque si sale siempre se puede volver a empezar. Hay un montón de tiempo para recuperarse después.

Vieron una gran oportunidad de negocio

Esto normalmente tiene la forma de solucionar un problema que tiene un grupo de clientes, frente a la cual no existe una solución viable o rentable.

Tu inversor privado

¿Quieres ser como ellos y crear una empresa? Solo te falta una buena idea e inversión privada.

Reestructuración financiera en la pyme

Categories: Tags:
coins

En qué consiste la reestructuración de empresas

Mucho se escuchan los conceptos reestructuración y refinanciación de la deuda, pero ¿sabemos qué significa exactamente y cuándo debe afrontarse? Se trata de un proceso por el cual se retrasan los vencimientos de deuda existentes acudiendo a una financiación adicional. Por eso es muy importante que este proceso de reestruturación empresarial de la deuda venga de la mano de un plan de negocios para enfocar la gestión de la empresa de forma que no sea necesario volver a pasar por este proceso.

Antes que acudir a un concurso de acreedores es mucho mejor considerar la opción de afrontar una refinanciación. Pero un proceso mal estructurado puede acabar igualmente en concurso de acreedores dejando a la empresa en una situación mucho peor de la que partía.

Fases de la reestructuración de una empresa

Las siguientes fases son las típicas en todo proceso de refinanciación empresarial:

Plan de viabilidad

Presentar un informe a las entidades financieras donde se recoge el plan de viabilidad elaborado por la empresa y que deberá contener los siguientes apartados:

  • Plan de negocios: Aquí se debe plantear cuál es la situación económica de la pyme y las perspectivas de futuro que dan sustento a la propuesta de refinanciación que se solicita. Es importante hacer un seguimiento de la historia de la empresa y su situación actual, incluyendo un análisis de mercado, descripción de la oferta, clientes, proveedores, competidores, amenazas y oportunidades, etc., y un estudio de la situación económico-financiera con un balance de situación, el estado actual de la deuda y las proyecciones financieras donde se especifica cómo se pretende recuperar la inversión.
  • Plan de viabilidad: se trata de pormenorizar las acciones que se van a llevar a cabo para solventar la situación actual de la empresa y a partir de ahí hacer una propuesta de refinanciación describiendo las necesidades financieras de la pyme en los próximos ejercicios para cubrir las necesidades.
  • Desglose de la deuda financiera objeto de refinanciación. Incluidos los tipos de interés y el vencimiento de cada préstamo de todas las entidades financieras con las que tenga obligaciones.
  • Medidas complementarias. Se trata de explicar qué otras acciones se van a llevar a cabo con los proveedores y las Administraciones Públicas con los que tenga deudas contraídas.

Presentación del plan

La compañía debe presentar un plan de negocio que sea agresivo con la reducción de costes y la generación de flujos de caja; establecer plazos, mejoras de condiciones o quitas en función de los flujos determinados en el plan de negocios; plantear ampliaciones de capital

Propuesta de refinanciación

El objetivo de la entidad financiera con la que estés negociando es recobrar la cantidad aportada, por lo tanto es básico que analices la propuesta de refinanciación desde el punto de vista de cada entidad para ver si encaja con su política, de forma que sea posible la aprobación de la propuesta.

Negociación con entidades financieras

Se celebran reuniones donde se analiza la propuesta de refinanciación con todas las entidades financieras.

Redacción del contrato

Se redacta un documento con los contenidos siguientes:

  • Exposición de motivos que han originado el contrato, refiriéndose a la deuda original que ha sido refinanciada.
  • Condiciones de cada uno de los instrumentos financieros: importe, distribución, duración y vencimiento, disposición de fondos, amortización, intereses, etc.
  • Disposiciones comunes a todos los instrumentos financieros (incumplimientos, comisiones, pagos…).
  • Garantías.

Conviértase en inversor en capital privado

Categories: Tags:
money

Quiero ser inversor privado

Convertirse en un inversor privado es rentable. Solamente necesita realizar préstamos a personas que necesitan liquidez financiera a través de una propiedad inmobiliaria que no tenga cargas financieras.

Pasos a seguir por un inversor privado

En caso de convertirse en un inversor privado deberá pedir siempre una garantía hipotecaria con las condiciones de los pactos del préstamo firmados ante notario para asegurar que todas las acciones cumplan totalmente la ley. Y nunca deberá hacer frente al total del valor del inmueble que se hipoteque como garantía. Pongamos un ejemplo, pongamos que desea invertir en un inmueble con un importe de 100.000 euros o superior. En este caso, lo aconsejable es realizar una inversión no superior a 30.000 euros, un 30% del importe total.

Su inversión estará totalmente asegurada. Todos los meses recibirá la cuota de amortización del préstamo que haya efectuado. Sin embargo, si la persona que recibió el préstamo se retrasa con sus obligaciones o sencillamente deja de pagarle, existen métodos para que su inversión sea totalmente retornada.

A través de un procedimiento judicial se puede obligar al prestatario a que ponga la propiedad sobre la que recae el préstamo a la venta para que usted recupere su inversión. En estos casos suele ser frecuente que el inmueble se venda por debajo de su valor y no poder hacer frente a las deudas que recaen sobre el mismo.

Por eso, otra opción es quedarse con la garantía hipotecaria que podrá vender por, al menos, el 80% de su valor total. De este modo, pensando en nuestro ejemplo anterior, usted tendría unas ganancias mínimas aproximadas de 50.000 y además habría recuperado su inversión inicial.

En el supuesto de que llegue a realizarse una subasta pública del inmueble, el inversor privado podrá ganar como mínimo el 60% del valor de la propiedad. Sin embargo, un gran inconveniente de este sistema es que puede tardar entre 8 meses y más de un año en algunos casos.

Inversor privado y Business Angels

Categories: Tags:
inversor-privado

Un nuevo modelo de inversión privada

Cuando la cantidad que se necesita para financiar un proyecto de crecimiento y expansión es elevada una de las mejores opciones es recurrir a los inversores privados, también denominados “Business Angels”. Este concepto remite a aquellos inversores privados que financian, normalmente, a negocios que operan en un mercado emergente o startups con una gran capacidad de crecimiento a corto plazo a cambio de una participación en el accionariado de modo que entren en el reparto de los beneficios al final del ejercicio.

La figura de estos inversores privados se caracteriza por ser personalista porque participan en la empresa, intervienen en la gestión y colaboran para reforzar las capacidades estratégicas y operativas de la empresa. Su misión es maximizar el valor de las empresas en las que invierten.

¿Quién son los Business Angels?

Las características de los Business Angels son las siguientes:

  • Elevada capacidad financiera con enormes conocimientos del sector en el que pretenden invertir.
  • Participan en las empresas con sus propios ingresos siempre a cambio de participar en el capital de la empresa.
  • Se involucran más allá de la simple participación económica, pues involucran sus conocimientos, contactos, capacidad de gestión, etc.
  • Prefieren proyectos que vayan a tener un crecimiento de los beneficios a corto plazo y que estén capitaneados por empresarios con grandes dotes de gestión.
  • Tienen muy en cuenta el plan de negocio de las empresas en las que pretenden invertir.
  • Una vez que consiguen revalorizar la empresa tienden a vender su participación de nuevo para recuperar su inversión e incrementar la rentabilidad.

Ventajas de los inversores privados

  • Suelen tener una enorme experiencia en el mercado y saben cómo gestionar los negocios. De esta forma son capaces de reestructurar cualquier empresa que tenga dificultades y aconsejar a aquellas que ya van por el buen camino para que mejoren en el corto plazo.
  • Buscan participar en empresas que tengan poco tiempo desde que se crearon y con grandes expectativas de crecimiento.
  • Tienen intención de permanecer en la empresa más tiempo que otros agentes de financiación, pero no se quedarán para siempre. Una vez hecho su trabajo y revalorizada la empresa, venderán sus acciones.
  • No piden devolución del dinero con intereses, lo que implica que es un tipo de financiación que casi no tiene costes para el empresario.
  • Involucran sus conocimientos y contactos por el bien de la empresa en la que invierten.
  • Se basan tanto por rentabilidad económica como por satisfacción personal.

Credibero, tu inversor privado

En Credibero nos encargamos de ofrecerte aquello que estás buscando. No dudes en contactarnos y te haremos la mejor oferta. Si quieres ampliar información sobre este tipo de inversores privados, accede aquí.